La psicología es la ciencia que se encarga del estudio de la conducta y de los procesos mentales de personas y grupos humanos. La psicología aborda la percepción, la atención, la motivación, la emoción, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia, el pensamiento, la personalidad, las relaciones personales, la conciencia y la inconsciencia.

La rama es clínica la encargada de estudiar el comportamiento humano en relación con el entorno que rodea a la persona. Desde esta especialidad se puede llevar a cabo una evaluación que determine los factores que inciden sobre la salud mental y la conducta del paciente con el objetivo de elegir el tratamiento adecuado para paliar el sufrimiento y lograr el bienestar de la persona que acude a consulta.

Así mismo, es la orientación cognitivo-conductual la que sobresale por sus niveles de eficacia y por los diversos problemas que puede abordar. Aunque abordar el pasado es relevante para entender el problema actual, lo realmente importante es entender qué es lo que hay que hacer en el momento presente para poder cambiar. Es importante para el paciente entender que el terapeuta es su guía y apoyo durante el proceso de cambio pero se hace imprescindible la implicación y esfuerzo de quien acude a consulta para llegar a la resolución del problema.

ALGUNAS PREGUNTAS FRECUENTES

Como norma, debemos acudir a un psicólogo cuando consideramos que los problemas nos superan y generan malestar con aparición de síntomas como insomnio, ansiedad, pensamientos negativos frecuentes, depresión, problemas para relacionarnos, o cualquier otro síntoma adverso que genere malestar.

A veces no es necesario sentir tal sufrimiento como vivir insatisfacción en algún área de nuestra vida, para lo que también se recomienda solicitar asesoramiento. Y si nuestro objetivo es potenciar nuestras habilidades y recursos personales, es también satisfactorio pedir cita con un terapeuta.

Depende del tipo de problema del paciente y de la implicación del mismo a lo largo del proceso. Lo importante es identificar que tenemos un problema, pedir ayuda al profesional correspondiente y empezar a trabajar en el proceso de cambio.

Y, dependiendo de la problemática y de la implicación de la persona, los cambios se pueden apreciar desde las primeras sesiones, teniendo en cuenta que son graduales y que el proceso de reestructuración cognitiva es arduo al inicio.

Mientras que la psicología clínica se centra en los procesos mentales, el sistema nervioso y la conducta humana, la psiquiatría tiene como base la medicina, pudiendo el psiquiatra prescribir el tratamiento farmacológico y terapéutico más adecuado para ayudar al paciente en la resolución de su problemática.

De este modo, aunque no todos los trastornos necesitan ayuda farmacológica, sí es imprescindible la psicoterapia para su tratamiento. Esto es así porque la sintomatología de la mayoría de los problemas remite con la medicación, pero si no se trata simultáneamente el problema en sí mismo, tras la pauta farmacológica, el paciente seguirá funcionando cognitiva y conductualmente de la misma manera que al inicio, lo que seguirá constituyendo un problema para la persona que lo padece

La psiquiatría es la rama de la medicina que se dedica al estudio de los trastornos mentales, dirigida a la evaluación, diagnóstico y tratamiento de las personas que padecen afecciones mentales. La principal función es ayudar a que los pacientes superen sus dificultades y se adapten a las condiciones de su existencia, con la ayuda de la terapia y/o la medicación.

 

¿Cuál es el beneficio de realizar el tratamiento terapéutico en Clínica Tempore?:


Psiquiatría y psicología forman un tándem imprescindible para la solución de muchas patologías, de tal manera que lo ideal es elegir un equipo multidisciplinar donde ambas disciplinas estén presentes para poder abordar los problemas de los pacientes con todos los recursos.
Es así cómo nace la Unidad de Salud Mental de nuestro centro, orientada a aquellas personas adultas que sienten malestar mental y/o emocional, independientemente de los factores que lo estén ocasionando. Nuestra tarea es evaluar, valorar y atender los diferentes trastornos a través de un tratamiento multidisciplinar, ajustándonos a las necesidades del paciente a lo largo del proceso de superación de su problemática. Entre las patologías que podemos tratar, destacan: trastornos depresivos, trastornos de ansiedad, trastornos de la conducta alimentaria (bulimia, trastorno por atracón), problemas de autoestima, fobias, hipocondría, trastornos obsesivos, trastornos adaptativos, trastornos psicosomáticos y adicciones (comida, alcohol, tabaco…).

PIDE MÁS INFORMACIÓN


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar